Seguramente estamos de acuerdo que como ONG o entidad social queremos llegar a cuanta más gente mejor y ser lo más efectivos posibles. La tecnología es crucial e imprescindible, no hay opción. Pero empecemos por el principio. Antes de embarcarnos en el desarrollo de aplicativos concretos, centrémonos en lo que es probablemente lo más básico, general y, a la vez, en lo que -seguramente- tiene más impacto en nuestros beneficiarios, socios, donantes, voluntarios e interesados: nuestra página web. Si este 2017 tienes previsto realizar algunos cambios o incluso rehacerla por completo, conviene que tengas presentes estas recomendaciones.

 

  1. Que sea fácil realizar donaciones con un botón claro y destacado con textos como “donar”, “colaborar” o “hazte socio”, promoviendo la usabilidad de la web. La persona que quiera participar debe poder hacerlo de forma ágil y no debemos perder la oportunidad de incitar a que lo hagan a aquellos visitantes de la web que entraron con otro propósito.

  1. Versión sencilla de tu misión. Aunque tu organización lleve a cabo numerosas acciones, el visitante de tu web debe ser capaz de comprender aquello que hace la ONG en tan sólo una frase. Piensa que la persona detrás de la pantalla puede haber llegado hasta tu web por muchas vías, así que sea quien sea tiene que poder entender tu misión con una breve explicación destacada en la home de tu página.

  1. Fragmenta la información que das. En vez de presentarla en un bloque de texto y abrumar a tus visitantes, divídela e introduce iconos, imágenes y otros elementos visuales que hagan que tu mensaje llegue mucho más y de manera más rápida. Puedes fragmentar tu historia en bloques como “el problema”, “la solución y “cómo puedes ayudar”. También puedes resumir aquello que tienes que decir en frases simples, o responder a las preguntas qué, cómo, dónde, cuándo, por qué, quién y cómo.

  1. Vídeo convincente. No hay nada como un breve vídeo que combine imagen y texto para hacer entender en qué ámbito trabaja tu ONG y cómo lo hace. No es suficiente con tener este documento gráfico, sino que debe estar bien integrado en la web para que se pueda llegar a él y cumpla su función. Además, los contenidos visuales potentes que circulen por las redes pueden traer nuevas visitas a tu web.

  1. Vía fácil de contacto. Aunque recaudes fondos online, tienes que estar disponible offline, algo que fomenta la credibilidad y confianza con nuestros donantes y también puede ser una primera toma de contacto para atraer grandes oportunidades.   

  1. Siempre un paso más. No debemos dejar pasar la oportunidad de invitar a la acción a aquel que ha visitado nuestra web, ya sea animando al usuario a seguirnos en redes sociales, a suscribirse a nuestra newsletter, a firmar una petición o a formar parte de nuestra organización.