El mundo envejece. Hacia el 2050, la Organización de las Naciones Unidas calcula que el planeta estará poblado por 9.700 millones de personas. Sin embargo, a pesar del aumento de nacimientos en determinados países, una parte importante de esta cifra se deberá al constante aumento de la esperanza de vida. La consecuencia directa es que una de cada seis personas tendrá más de 65 años.

En todas las cifras demográficas en aumento se suma otro importante dato sobre la distribución de la población: a mediados de siglo el 68% de esta población vivirá en entornos urbanos. En definitiva: cada vez es más urgente planificar la gestión de los servicios destinados a una población envejecida que aumentará de manera importante en las ciudades

La planificación que conlleva este reto de gestión de servicios requiere un esfuerzo innovador donde la tecnología debe tener un papel predominante. La introducción de soluciones innovadoras y tecnológicas tiene el potencial necesario para resolver parte de las problemáticas con eficiencia y de manera escalable.

La vejez en Barcelona

Según los datos del Idescat, en Barcelona hay 350.000 ciudadanos de más de 65 años. Se trata de una cifra que el 2,038 crecerá hasta los 420.000 y representará más de un cuarto de la población, el 25,5%. A pesar de estas cifras, actualmente sólo se disponen de 13.000 plazas de residencias mientras 6.000 personas más esperan turno en una preocupante lista de espera. De los 350.000 habitantes mayores de 65 años, 112.000 personas requieren ayuda en su día a día, prácticamente la mitad de las que la necesitan de forma regular. 

Es en este contexto demográfico en el que Barcelona, como la mayoría de ciudades del mundo, se encuentra en plena reflexión para encontrar soluciones al importante reto de la atención a la vejez . Para tratar de cubrir las necesidades de su población en proceso de envejecimiento, el Ayuntamiento de la capital catalana está impulsando algunos proyectos entre los que se encuentra el SAD (Servicio de Asistencia Domiciliaria) -con un gran crecimiento en la última década - servicios de teleasistencia y comidas a domicilio , el programa Vínculos y la iniciativa de creación de " supermanzanas Sociales " que permitan una asistencia completa y descentralizada de las necesidades a niveles más locales y cercanos. 

En esta búsqueda continúa de diferentes propuestas para hacer frente a los retos demográficos, se suma un proyecto de investigación de ideas innovadoras llamado 'i.lab'en el que se hacen llamadas periódicas que puntualmente ponen la mirada en los problemas derivados envejecimiento de la población. 

Los retos i.lab

Con el objetivo de promover ideas innovadoras, el i.lab de Barcelona es un proyecto que pretende " acelerar la innovación urbana sostenible y social ". Entre las prioridades de los retos i.lab se encuentra la voluntad de dar un impulso ético y responsable de la tecnología, la intención de ampliar el número de beneficiarios de las soluciones propuestas y encontrar respuestas adecuadas y sostenibles a los diferentes retos, siempre priorizando aquellas que se alcanzan de manera colaborativa y abierta. 

En este caso, y en línea con la iniciativa de creación de supermanzanas Sociales , actualmente el i.lab está realizando un llamamiento para encontrar propuestas de respuesta a la siguiente pregunta: " ¿Cómo podemos dar atención efectiva a las personas mayores en situación de dependencia ? "En el contexto de las supermanzanas sociales. 
La llamada se vehicula a través de una convocatoria (puede consultar las bases aquí) que se cerrará el próximo 26 de septiembre , en la primera fase, y que llevará, el 19 de noviembre, a una propuesta ganadora que se podrá llegar dotar del 80% del coste previsto de su desarrollo hasta un máximo de 20.000 euros . 

Las propuestas que pueden participar en la convocatoria deben ajustarse a la visión de futuro de las supermanzanas Sociales y al siguiente planteamiento: 

  • Proyectos testados o metodologías probadas que generen cohesión social, como por ejemplo la activación de la comunidad para apoyar a las personas mayores, el fortalecimiento de un modelo de economía social y solidaria, mecanismos de colaboración e integración intergeneracional.
  • Soluciones de nuevas tecnologías o robótica que permitan identificar de manera más efectiva las necesidades de las personas mayores y que mejoren la calidad y el suministro de los servicios, así como los tiempos de respuesta a estas necesidades. 

m4Social e i.lab

El proyecto de transformación digital de la Mesa de Entidades del Tercer Sector de Cataluña, m4Social, participa este año como miembro del jurado de la mencionada convocatoria"¿Cómo podemos dar atención efectiva a las personas mayores en situación de dependencia, en el marco de las supermanzanas sociales? ". Aquí podéis comprobar las bases. 

m4Social ofrecerá su visión y criterios de innovación y transformación digital en el ámbito social para juzgar aquellas propuestas que se presenten a la llamada y participar en la decisión del ganador de la convocatoria. El jurado tendrá en cuenta aspectos de Impacto Social, pero también de Innovación y Factibilidad . Las propuestas se pueden enviar hasta el 26 de septiembre.