Artículo realizado por el equipo de  la associación Accem

Coincidiendo con el Dia Internacional de las Personas Migrantes, la associación Accem, una organzación sin ánimo de lucro que trabaja para mejorar la condiciciones de vida de las personas en situación de vulnerabilidad, ha presentado el informe 'Brechas 2.0'

Este estudio se complementará con el que actualmente estamos realizando des de m4social con diferentes entidades del Tercer Sector para ver el impacto de la brecha digital con las personas atendidas por las entitades sociales.

¿Cómo afecta la Brecha Digital en la infancia de origen extranjero?

Accem ha presentado Brechas 2.0, un estudio que analiza el impacto de las brechas digitales y las nuevas tecnologías en los niños, niñas y adolescentes de familias migrantes y refugiadas. Los móviles y ordenadores tienen una importancia específica para los menores migrantes, puesto que a través de esos aparatos reciben cuidados a distancia y pueden avanzar en su integración. También suponen un peligro ya que se ven expuestos a mensajes xenófobos, discriminatorios y criminalizadores que afectan a su bienestar.

Brechas 2.0 da continuidad a un primer estudio realizado en 2018, donde ya se mostraban las consecuencias que las brechas digitales ejercen en la integración social de la población de origen extranjero en España y en el que se evidenció que estas brechas pueden desarrollar desigualdades sociales en las personas migrantes y refugiadas. En Brechas 2. 0 se ha buscado concretar las consecuencias específicas en los y las menores pertenecientes a este colectivo.

Para el desarrollo de la investigación se realizó un trabajo de campo con más de un centenar de entrevistas y grupos de discusión en personas de distinta procedencia y en las 12 comunidades autónomas donde Accem trabaja. En el estudio se ha comprobado cómo la infancia de origen extranjero, ya considerada como nativa digital, sufre también el impacto de las brechas digitales, poniendo en riesgo su inclusión social, educativa y su futuro laboral, además de, en muchos casos, impedir o dificultar su acceso a la ciudadanía digital. Adicionalmente, ha quedado patente el alto protagonismo de las nuevas tecnologías en el proceso migratorio, desde la salida del lugar de origen al proceso de adaptación escolar, social y cultural al nuevo entorno, pasando por el mantenimiento de los lazos familiares y afectivos en la distancia y el ocio.

El equipamiento tecnológico y el acceso a internet no es un lujo, sino una necesidad

Tener un móvil, un ordenador y acceso a Internet no puede considerarse en ningún caso un lujo, sino algo imprescindible para que muchos niños y niñas migrantes reciban cuidados, se socialicen y continúen correctamente su proceso educativo. 

Tradicionalmente, el ejercicio de los cuidados a los más pequeños ha tenido que ver con la presencialidad. La expansión de las nuevas tecnologías permite ahora que se desarrollen cuidados transnacionales en el caso de niños y niñas migrantes, que a menudo están lejos de sus madres, padres u otras personas queridas. Esto tiene gran impacto en el mantenimiento del equilibrio emocional de los menores de origen extranjero. El mundo virtual se convierte en soporte tanto para las personas que emigran como para aquellos familiares que permanecen en los países de origen.

Además, a causa de los procesos migratorios, muchos niños y niñas extranjeras acceden a la educación formal con retraso. En ocasiones tienen que esperar para incorporarse a la escuela o el instituto y han de hacerlo con el curso ya iniciado. Las nuevas tecnologías se revelan, en este punto, como importantes herramientas para ponerse al día y, en la medida de las posibilidades, acercarse al nivel de sus compañeras y compañeros en el colegio o instituto, además de para la creación de nuevas redes sociales en la sociedad de acogida, por ejemplo, con aplicaciones que te permiten realizar algún deporte colectivo en el barrio. 

El nivel socioeconómico de los padres y madres van a determinar el tipo de aparatos electrónicos y el tipo de conexión de la que se dispone. La mayoría de los jóvenes entrevistados no dispone de ordenador en su casa, lo que impide su correcta alfabetización digital, la realización de tareas escolares o el avance en el conocimiento de la tecnología. En la mayoría de los hogares se dispone de aparatos de uso individual que también suelen conllevar un uso pasivo y destinado al consumo.

Discriminación online

La infancia migrante y refugiada, como sus padres y madres, necesita emplear las nuevas tecnologías para áreas básicas de la vida como son la socialización, entretenimiento, información y aprendizaje. En su caso se encuentran con numerosos mensajes discriminatorios, xenófobos, racistas y también de odio.

Este tipo de discriminación y agresividad online puede influir negativamente en su autoestima, su salud y en otras áreas de su vida. Puede llevar a la autoexclusión del entorno online para evitar situaciones de rechazo, lo que influye en los procesos de integración y participación ciudadana en igualdad de condiciones.

Estereotipos y autoestima

No cabe duda que las redes sociales se han convertido en una fuente ocio, entretenimiento, información, comunicación y una manera de expresarse en el mundo. No obstante, la imagen en las redes sociales o los juegos online aparece pautada por patrones establecidos, normalmente personas blancas, con cuerpos atléticos y con ropa que refleja un nivel económico alto. Estas características cobran una dimensión especial para los menores de origen extranjero en el desarrollo de su autoestima, sobre todo en una etapa tan trascendental para la propia identidad como es la adolescencia.

En este sentido, los cánones que presentan las redes son motivo de sufrimiento, ya que para los jóvenes migrantes supone no tener las características que la sociedad valora, lo cual puede ser interpretado como causa de una posible exclusión del grupo de pertenencia.

Propuestas de Accem en la intervención social 

Partiendo del estudio, se propone la implementación de un eje transversal en relación a las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) en todos los planes, proyectos y programas que se llevan a cabo con población migrada y refugiada, capacitando a padres y madres en torno a las TIC, apoyando la compra de material tecnológico y prestando especial atención a los niños y niñas de estas familias. Es importante que estas niñas y niños realicen un uso de la tecnología menos pasivo, y que refuercen espacios de ocio tecnológico entre niños y niñas y los adultos para, por un lado, establecer una manera de aprendizaje más efectiva, y por el otro, fomentar una mediación habilitadora de los adultos. 

Además, desde Accem se aboga por la identificación y el freno de todo tipo de discurso de odio en redes sociales e internet y la potenciación de iniciativas de sensibilización sobre las consecuencias que este tipo de mensajes tienen en la vida de las personas de origen extranjero en España. 

 

Fotografia de Diego Passadori extreta de Unsplash