Investigadores del Massachusetts Institute ofT echnology (MIT) en colaboración con del departamento de matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid, han creado lo proyecte Atlas of Inequality, iniciativa que nació con el objetivo de estudiar el fenómeno creciente de las desigualdades a las ciudades.

El mapa interactivo muestra los lugares más visitados como por ejemplo, restaurantes, cafeterías, cines y tiendas, mediante datos de localización agregados y anónimos. Muestra los antecedentes socioeconómicos de las personas que visitan cada lugar, cuál es la similitud entre los ingresos de todos los visitantes y la cantidad de tiempo que pasan en la ubicación.

Los datos se han obtenido a través del proyecto Cuebiq's Data for Good, que ha recogido la información de dispositivos digitales (teléfonos móviles o tabletas) de aproximadamente 150.000 fuentes anónimas entre el 2016 y el 2017.

El mapa resultante nos permite visualizar Boston en vista de pájaro, con puntos de varios colores que representan escuelas, negocios y otros lugares de interés de la ciudad. De este modo nos permite identificar los lugares de la ciudad que tienden a ser visitados por gente más diversa, o por colectivos económicamente más homogéneos.

Según los investigadores, los resultados del estudio podrían ser incompletos por varias razones. En primer lugar, las ubicaciones estaban limitadas a las disponibles a través del API de Foursquare. En segundo lugar, la metodología no tuvo en cuenta el ruido generado por el GPS, de forma que algunos datos de visitas de usuarios podrían estar equivocados. Y, en tercer lugar, los usuarios fueron seleccionados basándose en la ubicación de sus viviendas habituales durante el periodo de estudio de seis meses, factor que no incluye a colectivos como las personas sin hogar.

El mapa documenta la desigualdad de los ingresos, no la desigualdad de clases, a pesar de que ambas están directamente relacionadas. Esteban Moro, investigador del Media Lab del MIT y de la Universidad Carlos III de Madrid, concluye que a través de la plataforma podemos observar como acontecen las desigualdades en las ciudades y observar que existe una correlación directa entre el comportamiento de las personas y las desigualdades.

Con proyectos como Atlas of Inequality se demuestra la necesidad de captar, gestionar y analizar los datos para una mejor toma de decisiones. Con plataformas como esta, las administraciones tendrían la capacidad de identificar mejor las desigualdades a un nivel más micro y de este modo poder aplicar políticas de manera más eficiente.