A pocos se nos escapa que la sostenibilidad es uno de los grandes retos de futuro a nivel global. El aumento de la población y la escasez de recursos hacen inviable mantener el modelo "de usar y tirar" que impera en cómo consumimos actualmente la mayoría de productos.

En este sentido, el concepto de economía circular se presenta como un modelo viable de desarrollo sostenible. Dentro la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible presentada por las Naciones Unidas, uno de los objetivos se centra precisamente en 'Garantizar modalidades de uso y producción sostenibles', para impedir procesos como el de desertificación.

No sólo es una cuestión de modelos productivos: encontrar una alternativa al modelo de consumo actual es una cuestión económica, social, ecológica y cultural, que afecta a todos los ámbitos de la sociedad. Las TIC juegan un papel clave a la hora de ayudar a la sostenibilidad de estos modelos.

¿Qué es la economía circular?

El concepto de economía circular nace como una alternativa al modelo de crecimiento económico lineal, basado en el proceso de extraer recursos -> fabricar -> consumir -> tirar. Esta cadena genera residuos en todos los pasos del proceso y, por tanto, no sólo es ineficiente, sino que genera un grave impacto en el entorno.

La economía circular, por el contrario, enfoca la filosofía de producción desde otra perspectiva: la reutilización se convierte en el elemento clave, no sólo a la hora de reciclar, sino también en el mismo diseño de los productos y en los procesos de fabricación.

Algunos de los principios básicos de este modelo de economía son:

  • Cambiar el modo lineal de producir y consumir.
  • Rediseñar los sistemas de producción actuales.
  • Fabricar de una manera sostenible utilizando materiales reciclados.
  • Reparar los productos en vez de sustituirlos.
  • Reaprovechar los materiales y los productos.
  • Crear nuevos sistemas y piezas de fabricación para facilitar la reutilización.
  • Reciclar como base para aumentar la vida útil de los productos.
  • Ahorrar y reaprovechar energía, tanto en consumo como en producción.

En la economía circular están implicados tanto las autoridades, (gobiernos, legisladores ...) como el tejido empresarial, a fin de crear en conjunto marcos de actuación que faciliten unos sistemas de producción sostenibles. En Cataluña, existe el Observatorio de Economía Circular, con el objetivo de hacer visible el conjunto de iniciativas que se están impulsando en Cataluña en este campo.

¿Qué papel juegan las TIC?

Las TIC pueden contribuir a la economía circular de una manera fundamental. El reto tecnológico pasa ahora por mejorar la eficiencia y garantizar a la vez la sostenibilidad del proceso. El diseño de sistemas de producción eficientes y soluciones inteligentes debe pasar por las nuevas tecnologías.

Hay muchas maneras en que las TIC pueden impulsar los modelos de economía circular. Las TIC son herramientas transversales en todos los sectores de la economía, por lo tanto pueden ayudar en la transición hacia este nuevo modelo de producción, basado en la reutilización.

El peso del flujo de materias primas en la economía lineal debe ir dirigido ahora al peso de los datos y la información en la economía circular, para poder generar más valor con menos recursos. La investigación nos puede ayudar a hacer unas TIC más sostenibles y unos sistemas más optimizados que generen menos recursos.

Algunos ejemplos de cómo llevar a la práctica el concepto de economía circular con la ayuda de las TIC:

Esta start-up busca dar una nueva vida al mobiliario urbano mediante la idea de la "Smart City", una ciudad interconectada y digitalizada. Mediante dispositivos como puntos de carga en paradas de autobús, integran pantallas táctiles que permiten la comunicación entre usuarios, comercios locales y ayuntamientos.

Se trata de una empresa que utiliza una tecnología para captar el carbón al aire generado por el efecto invernadero para crear un material bioplástico que puede ser reutilizado para fabricar otros productos complementarios.

Una guía gratuita para reparar todo tipo de aparatos tecnológicos, como componentes de ordenador, teléfonos móviles ... La página cuenta con ejemplos, explicaciones, fotos ilustrativas y un foro donde los usuarios pueden compartir sus dudas. También permite comprar piezas concretas en su tienda online.

Esta tecnología se basa en el concepto de Producto de Bajo Impacto (LIP en inglés, Low Impact Product). Se trata de crear un ordenador con productos ecológicos, utilizando un proceso de fabricación minimalista y materiales de cartón reciclado. Se busca que este ordenador tenga un ciclo de vida completo, siguiendo la filosofía de la economía circular.

 


Fuentes:

Cotec. Innovación y economía circular: reinventar el sistema.

Ainia. La economía circular: súmate a la próxima revolución global.

Andalucía es Digital. Economía circular: innovación para un modelo de consumo y producción.