Aunque en los últimos diez años en Europa la demanda de expertos en innovación tecnológica ha aumentado hasta ocho veces más respecto a los otros ámbitos, y aunque según la Comisión Europea en 2020 en España habrá 140.000 empleos de este tipo no cubiertos, la participación de mujeres en este campo se mantiene muy baja. Según el estudio “Las mujeres en el mercado de Trabajo de las tecnologías” publicado en 2017, en el ámbito tecnológico, las mujeres no representan ni el 25% de las personas ocupadas.

Los expertos aseguran que hay una serie de prejuicios sociales que hacen que las mujeres no vean el mundo tecnológico como una oportunidad laboral. Según la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) i la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), sólo una de cada diez alumnas de estudios superiores como telecomunicaciones o ingeniería informática es mujer, y es por eso que se han ido lanzando campañas como “El que no t’expliquen” o #mésDonesUPC, que dan mayor visibilidad al talento femenino y acercan los estudios tecnológicos a las mujeres,

Acciones para suturar la brecha de género

Para suturar la brecha de género que caracteriza al sector tecnológico, Ana María González, investigadora del grupo de investigación GENTIC (Relaciones entre el Género y las TIC en la Sociedad del Conocimiento) de la UOC y Núria Salán, presidenta de la Societat Catalana de Tecnologia, proponen en un artículo reciente publicado en el diario “El Crític” las siguientes 5 acciones:

  1. Co-educar desde la infancia en la capacidad tecnológica

A pesar de las buenas calificaciones escolares, varios estudios aseguran que es en la adolescencia cuando las chicas pierden el interés por las carreras STEM (acrónimo en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Hay que trabajar tanto en la autopercepción infravalorada de las estudiantes en sus competencias tecnológicas como en las expectativas del profesorado y fomentar vocaciones STEM.

  1. Visibilizar las aportaciones y la presencia de las mujeres en la tecnología

Dando voz a los hitos tecnológicos conseguidos por mujeres para que las chicas puedan tener un modelo en el que se puedan reflejar, acabando con el estereotipo de la mujer tecnófoba.

  1. Enfatizar la tecnología como herramienta

Destacar la utilidad de las tecnologías para responder a necesidades sociales, por ejemplo, vinculadas a ámbitos como el medio ambiente o la salud, haciendo hincapié en la importancia que tienen para el futuro de la sociedad.

  1. Acompañar a las jóvenes tecnólogas a encarar entornos profesionales masculinizados.

Todavía hay pocas ejecutivas y programadoras mujeres, y esto hace que las empresas de tecnología puedan ser puestos incómodos para ellas. Hace falta más inclusión e igualdad de salarios en el sector para lograr diversidad y que se enriquezca la profesión.

  1. Promover jornadas laborales más sostenibles

Promover un modelo de trabajo que se pueda conciliar con la vida personal y donde los trabajadores se puedan desarrollar sin dedicación extra laboral, un factor que no sólo aleja a las mujeres de este tipo de profesiones sino que no es un modelo que bueno para nadie.

Iniciativas que van en este sentido

Os mencionamos algunas de las iniciativas que promueven la igualdad de género en el ámbito de la innovación tecnológica:

  • Tecnovation Challenge es una iniciativa en la que se invita a las chicas a identificar un problema de su entorno y desarrollar una solución junto con mentoras ingenieras, voluntarias y la idea de que con lenguajes de programación se puede hacer un mundo mejor.
  • Women4Tech es un programa de actividades de la Fundación Mobile World Capital que se ha celebrado por segundo año dentro del Mobile World Congress 2018 y que permite el análisis en profundidad de los temas que dan forma a la diversidad de género en la industria móvil.
  • Spark Girls es un programa de actividades, presentado recientemente en el Youth Mobile Festival (Yomo) en el marco del Mobile World Congress, diseñado para despertar vocaciones científico-tecnológicas a través del juego y el ocio en las niñas.
  • AdaLab es una empresa social que facilita que las mujeres se conviertan en profesionales líderes del mundo digital. Lo hacen a través de un programa integral dirigido a mujeres, que incluye formación intensiva en perfiles digitales altamente demandados y facilita su inserción en empresas colaboradoras.
  • “Code: Debugging the Gender Gap”, película documental de Robin Hauser Reynolds (2015) que analiza la bajísima representación femenina en el ámbito de la informática, qué representa y cómo se podría terminar con la brecha digital de género.

 

Fuentes:

The Digital Gender Divide Is An Economic Problem For Everyone

Las mujeres en el mercado de Trabajo de las tecnologías

En marxa la campanya #mésDonesUPC per fer més visible el talent femení

Campanya “El que no t’expliquen’ de la UPC i la UOC

El Crític - Com suturar la bretxa de gènere al sector tecnològic?